Premarco y contramarco: ¿qué son? ¿para qué sirven?

El premarco es una escuadra de aluminio que sirve para recuadrar el vano donde irá colocada la abertura. Se utiliza en obras de construcción tradicional y suele utilizarse sobre todo en obras nuevas. Se coloca con el canto liso hacia el interior (a filo interior de pared) y con el canto acanalado hacia el exterior (va cubierto con revoque).

El premarco tiene tres funciones principales. En primer lugar, el premarco evita que el vano quede fuera de escuadra. En segundo lugar, optimiza y acelera los tiempos de obra. En tercer lugar, protege las aberturas del contacto con el cemento y otros materiales agresivos que pueden dañar la pintura y terminación del aluminio.

El contramarco es una tapa para la junta entre la pared y la ventana. Es obligatorio cuando se colocan premarcos, ya que el contramarco oculta el sellador y los tornillos utilizados. Es opcional cuando la colocación es tradicional, porque en este caso cumple una función estética.

Para seguir leyendo: 

Consejos para la colocación de puertas

Mano de apertura de puertas y ventanas

Cálculo de pintura o revestimiento necesario

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =

Abrir chat
¿Tienes una consulta?
¡Hola 👋🏻, bienvenido a Casa Silenzi!
¿En qué podemos ayudarte?